Una casa flotante

UNA CASA FLOTANTE


Hoy dejamos la tierra pero sin perder un ápice de gusto y de estilo para subirnos en un barco, si, aunque no lo parezca es un barco.

Las responsables de la reforma interior han sido Pipkorn & Kilpatrick, dos interioristas que tras muchos años trabajando juntas en la misma empresa decidieron montárselo por su cuenta y su primer proyecto fue este barco que disfrutan 3 generaciones.

Tres pisos en los que hay 4 dormitorios, dos baños y dos zonas de estar con cocina.

Han optado por un ambiente de cabaña nórdica con todo revestido de madera, tejidos naturales y tonos neutros. Sobre este fondo destaca el color del mar que entra por los grandes ventanales.

Author: deleitedesign

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.